¿Cuánto cuesta una web? Ésta debe de ser la pregunta del millón para los que nos dedicamos a ello. Pero más importante que el cuánto es el qué. Porque no hay dos webs iguales ni aunque sean de empresas del mismo sector.

Existen muchos tipos de webs en función de las necesidades de cada cliente o marca. Desde una web muy muy simple con información básica que parte de una simple plantilla, hasta una tienda online enlazada con el ERP de la empresa, con un diseño gráfico cuidado hasta el último detalle y con multitud de líneas de producto, hay todo un mundo.

¿Cuántas veces habremos oído aquello de “para eso se lo digo a mi amigo/sobrino/primo que me la hace gratis”? A lo que cabe responder: ¿Qué garantías te da si se cuelga? ¿Sabe lo suficiente de diseño para trabajar bien tu branding? ¿Y si quieres mejorarla o convertirla en tienda online más adelante, también lo hará gratis? Recuerda, lo barato sale caro.

Sí, es cierto que existen multitud de plataformas que nos permiten hacer webs muy sencillas partiendo de plantillas, pero casi nadie se para a pensar en el coste final que tiene, tanto económico (con la mayoría es obligatorio contratar el hosting con ellas, más el sobrecoste de la aplicación), como de tiempo invertido (que no todo el mundo tiene). Y seamos realistas, todo el mundo no sabe lo mismo de diseño gráfico y web.

Desde el gratis de ese amigo/sobrino/primo, hasta los 50.000€ (o incuso más, dependiendo de la complejidad que requiera) que puede costar un proyecto que incluya una tienda online muy completa, con su diseño gráfico y conectada al ERP de la empresa, pasando por unos 3.000€ de un WordPress personalizado, o unos 800€ de un WordPress basado en una plantilla y sin casi opciones. Y no estamos incluyendo el coste de los dominios (por unos 10€/año por dominio), ni del hosting (desde unos 30-40€/año de uno sencillo hasta unos 400€/año de uno más completo).

De modo que antes de elegir quien te hará tu web debes de hacerte unas cuantas preguntas: ¿Es una web nueva o un rediseño? ¿Tienes un briefing de lo que quieres o sólo vas a dar unas ideas? En caso de que tenga blog, ¿Quién publicará? ¿Hay que formar a alguien para que lo haga? ¿Los textos de la web los generas o hay que crearlos? ¿Quieres un contrato de mantenimiento una vez en marcha? ¿Es una web básica o una tienda online? Aquí te respondemos a algunas de las principales cuestiones:

1. ¿Qué tipo de web necesito?

No es lo mismo una web que un blog. Desde un blog básico en Wordpres, hasta una tienda online programada a medida, tienes todo un abanico de posibilidades. De modo que define bien a fondo qué quieres que tenga, haga o pueda hacer.

Además, hoy en día, el Neuromarketing ya es un elemento diferenciador a la hora de diseñar una buena web que se atractiva, navegable y usable. Se trata de técnicas que van a marcar la diferencia y que conviene tener en cuenta si no quieres que tu página web sea una más en el océano de internet. Aplicarlo o no a una web puede cambiar radicalmente los resultados.

Ya no vale con una simple web si quieres destacar frente a tu competencia, diferenciarte llevando a cabo un gran trabajo de Branding o implementando técnicas como estas es primordial para conseguirlo. Y no todo el mundo es capaz de ofrecértelo.

La clave de una buena web que pueda conseguir tus objetivos (branding, promoción, venta online…) es que la usabilidad y el diseño estén alineados con el Neuromarketing, eso es lo que la hará muy efectiva. Además, por supuesto, de que reúna las características necesarias para su correcta optimización en SEO.

2. ¿Quiero partir de un CMS o necesito programación a medida?

Actualmente, lo más común ya es partir de un CMS tipo WordPress, Joomla, Drupal o similares, y si hace falta añadirle una parte de programación. Pero puede darse el caso de que lo que necesites tenga que programarse a medida, con lo que el coste se incrementará considerablemente cuanto más personalizada sea.

3. ¿Tengo diseñador propio o necesito que me lo hagan también?

En caso de tenerlo está claro, pero si no lo tienes (lo más habitual), es recomendable contratarlo también, ya que sino corremos el riesgo de encontrarnos con una web muy funcional pero poco atractiva, o una web muy buena pero que es un ataque directo a la marca en sí. No es lo mismo una web cargada de contenido audiovisual que una plagada de textos, no capta igual la atención.

4. ¿Con qué frecuencia piensas actualizar los contenidos?

Hay webs que simplemente son para que se sepa de la existencia de la marca y que apenas tienen una escueta sección de noticias y con eso les vale. Y otras que tienen tienda online con mucha actualización de productos, blog con publicaciones diarias, y generación constante de microsites para campañas.

Nuestro consejo siempre es que se actualice mínimamente cada cierto tiempo, por un motivo principal, el SEO. Pero cada caso es un mundo y no siempre hay presupuesto para todo.

Por dar una aproximación, sólo la parte de diseño gráfico de la web puede ascender a unos 1.500€ fácilmente. A esto debes añadirle la parte de adaptación y codificación del diseño a una plantilla CSS, y por último la maquetación, configuración y la inserción del contenido. Todo esto puede ascender a unas cifras de entre 8.000 y 10.000€. Evidentemente cuantas más funcionalidades necesites más irán subiendo las cifras.

Para webs más sencillas que no requieren tienda online y que son para pequeños negocios principalmente, se pueden hacer por precios mucho más económicos, pero también mucho más limitadas de funciones. Partiendo de una plantilla de pago (entre 40 y 100€) y con un trabajo de adaptación al diseño de la marca, la configuración y la maquetación, podemos bajar a un rango de entre 1.500 y 3.000€.

En cualquier caso, ten en cuenta que estas cifras que te damos son orientativas. Como en todos los mercados, cada profesional tiene sus tarifas y sus costes y los precios pueden variar. Lo importante es que recuerdes que no debes fijarte tanto en el precio como en el contenido y diseño, si quieres que el resultado final sea de tu agrado y se ajuste mejor a la relación calidad-precio que vas buscando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.