Uno de los errores más comunes en muchas empresas es el de descuidar su imagen corporativa online. Y está claro que si el cliente o potencial cliente no ve en nuestra marca confianza y seriedad, no elegirá nuestros servicios y se decidirá por la competencia. ¿Crees que puedes estar cometiendo estos errores en tu imagen corporativa? Ponles remedio YA.

Recientes estudios demuestran cómo los clientes, más allá del precio, valoran otras cualidades a la hora de elegir una empresa como proveedora de servicios. En momentos de gran competencia en absolutamente todos los sectores, nada debe falla y las empresas deben ofrecer no solo excelentes servicios sino también una excelente imagen corporativa online. Puede ocurrir que detrás de una imagen descuidada, haya profesionales excelentemente cualificados, productos de calidad y servicios excelentes pero esa mala imagen puede provocar que los clientes no nos elijan y, por tanto, estemos perdiendo oportunidades de ampliar nuestra cartera de pedidos. ¿Crees que estás cometiendo errores como estos en tu imagen corporativa online?

  1. Mal diseño gráfico. La imagen es muy importante y por ello, debes dar la sensación de una empresa adaptada a los nuevos tiempos con un diseño web y gráfico acorde a los nuevos tiempos. Revisa tu logotipo, tu página web, tu cartelería… no quieras que piensen que eres una empresa desfasada y anticuada.
  2. Nula presencia online. ¿Aún no estás presente en las redes sociales? ¿aún no tienes un blog? ¿no potencias el SEO de tu empresa? Seas del sector que seas, debes estar presente en estos nuevos canales de comunicación.
  3. Mala comunicación. Si no realizas newsletters o comunicas las novedades de tu empresa gracias a las posibilidades que el marketing digital te ofrece, estás perdiendo la oportunidad de fidelizar a nuevos clientes.
  4. Mala relación con el usuario. Nunca pierdas las formas a la hora de contestar a seguidores en las redes sociales, tu imagen corporativa online está en juego. Intenta empatizar, mándale un mensaje privado o pídele una forma de contacto para entender su malestar con tu marca.
  5. Errores gramaticales. No puedes cometer errores gramaticales a estas alturas. Ni en tu diseño gráfico, ni en los textos de tu web o en las actualizaciones de estado de tus redes sociales. Si crees que no eres capaz, externaliza estos servicios.
  6. Mala programación de contenidos. Trabajar tu imagen corporativa online no es solo poner un post cada mes o una actualización semanal en Facebook, es mucho más. Programa tus actualizaciones, se consciente de qué quieres comunicar y cómo hacerlo.
  7. Malas imágenes. La calidad de las imágenes que subas a tus diferentes canales de comunicación debe ser lo más óptima posible. Recuerda siempre que menos es más y que las imágenes deben tener siempre una estética parecida. Respeta tus colores corporativos, unas medidas parecidas y un estilo que te caracterice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.