Apostar por una buena comunicación corporativa en tiempos de crisis puede ayudar, no solo a mejorar la imagen de las empresas, sino a ganar competitividad y, cómo no, también a aumentar las ventas online.

La comunicación corporativa es un elemento clave entre cualquier empresa u organización, y el destinatario final, el público, su cliente. Y aún hoy en día parece ser un elemento secundario en muchas empresas y negocios online. Con la crisis económica, un buen número de éstas decidieron sacrificar prácticamente los mismos departamentos. Entre ellos, el de comunicación, uno donde más reducciones de personal e incluso eliminación absoluta, han sufrido en la última década.

Sin embargo, las empresas necesitan comunicar. Deben transmitir su mensaje y la información corporativa de más interés para que el usuario final la conozca. Y, cómo no, también los seguidores del sector correspondiente interesados en sus últimas novedades. En este sentido, una buena tarea de community management es esencial cara a aprovechar de manera eficaz las posibilidades que las redes sociales ofrecen para la comunicación corporativa. Ésta es vital para dar a conocer las novedades de la empresa y para que antiguos y futuros clientes, conozcan de primera mano esta información.

Pero no todo vale a la hora de proceder a informar y comunicar. Tampoco desde la página web o canales como Facebook, Twitter o LinkedIn. Para llevar a cabo una correcta comunicación corporativa, toda empresa debe seguir con unas reglas de oro imprescindibles para poder trasladar de forma idónea el mensaje que quieren transmitir y que este tenga el éxito que busca.

1. Reflejo de la estrategia de la empresa.

Sin duda, la comunicación corporativa debe ser un reflejo de la estrategia empresarial donde los objetivos de comunicación han de ser fijados y, cómo no, apoyados desde la Dirección de la empresa. Toda comunicación corporativa debe cumplir con una premisa: si los máximos responsables no se involucran, nada de lo que se haga funcionará.

2. Crear un departamento de Comunicación.

O como mínimo la figura de un “DirCom” (Director de Comunicación). Este será el encargado de integrar los objetivos de comunicación con la estrategia empresarial a través del desarrollo e implantación de las técnicas y herramientas más adecuadas. El responsable de comunicación, periodista o especialista en comunicación, es la persona  mejor y más preparada para llevar a buen puerto esta tarea.

3. Elaborar un Plan de Comunicación.

En él se deben plasmar los criterios de comunicación, tanto internos como externos, y para un período de tiempo de 4 o 5 años. En este documento de trabajo debe fijar los objetivos generales de la comunicación, evaluar la situación actual de la empresa, identificar los medios necesarios (humanos y materiales) para lograr los objetivos perseguidos, definir las acciones y estrategias a desarrollar (establecer objetivos parciales y alcanzables), marcar un calendario de actuaciones, y elaborar un protocolo para hacer frente a situaciones de crisis e impulsar sistemas de seguimiento y control que garanticen el funcionamiento del Plan de Comunicación.

4. Nuevas tecnologías.

Toda empresa debe adaptarse a los nuevos tiempos. Blogs, páginas web, redes sociales, foros, chats, grupos de noticias… son nuevos canales que permiten a los consumidores expresarse libremente, lo que los convierte en medios adicionales excepcionales para obtener información y compartir opiniones sobre una empresa y sus productos. Las empresas que dejan al lado esta tendencia dejarán de ser competitivas.

5 Transparencia.

Una de las reglas de oro en comunicación corporativa es apostar por la transparencia. Toda empresa debe ser transparente y abierta, y ser lo menos opaca posible a sus clientes.

6. Dejar claro que la comunicación corporativa no es publicidad ni relaciones públicas.

Si estas dos disciplinas se rigen por sus propias reglas, la comunicación organizacional también tiene las suyas. No debemos confundir la comunicación corporativa como un canal puramente propagandístico de la empresa, de sus bondades y puntos fuertes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.