Instagram se ha convertido en la niña bonita de las redes sociales. Cada vez son más las empresas que no se pueden resistir a abrirse un perfil en la que ya es la primera red social de fotografía. Pero claro, como en todas, hay que saber cómo utilizarla. ¿Qué hacer y qué no hacer en Instagram si eres una empresa? ¡Toma nota!

Qué duda cabe que redes sociales como Pinterest o Flickr siguen ocupando una más que interesante parcela en lo que a redes sociales fotográficas se refiere. Sin embargo con muchos menos años de vida, Instagram ha conseguido adelantarlas sobre todo por ser una herramienta mucho más focalizada en su uso por dispositivos móviles. Y cómo no, su éxito no ha pasado desapercibido en la estrategia de marketing digital de muchas empresas.

Instagram tiene 12 millones de usuarios en España, perteneciente a Facebook ha crecido un 66% en un año. ¿Cómo no explorar las bondades que esta red social puede conllevar a nuestra marca? Sin embargo, y como suele ocurrir en muchos de estos casos debido a la poca experiencia y preparación de quienes las manejan en el seno de las empresas, su mala praxis puede llegar a perjudicar la imagen de nuestra marca. Estos son algunas de las reglas de oro de Instagram.

Qué no hacer en Instagram si eres una empresa

Malas fotografías. Puedes tener un buen producto y una bonita web pero si usas malas fotografías podrías dañar sobremanera la imagen de tu marca. Opta por fotografías profesionales, de buena resolución y cuida mucho la calidad de las mismas.

Abusar de filtros. Los filtros aplicables a las fotografías están bien pero ojo, no hay que abusar. Éstos pueden desvirtuar la percepción real del producto a promocionar en la cuenta de Instagram de tu empresa.

No practiques la “televenta”. Como en todas redes sociales, no abuses de promocionar cada día tus productos. También puedes subir fotos de tus clientes, fotos de frases inspiradoras, fotos artísticas relacionadas con tu marca…

Poca actualización. Si tienes cuenta de Intagram es, cómo no, para actualizarla. Y más si la destacas en tu email o en tu web. Imagínate que rediriges a tus clientes a ella y ven que apenas la actualizas. Si no tienes tiempo, subcontrata la gestión de tu Instagram a una empresa de marketing especializada. ¿Hablamos?

Uso de hashtags. Ten en cuenta que el uso de hashtags es parecido al de las palabras claves en Google. Gracias a ellos, posibles clientes te encontrarán. Utilízalos con coherencia y no uses una retahíla sin ton ni son.

Qué sí hacer en Instagram si eres una empresa

Reportajes fotográficos. Reserva una parte de tu presupuesto para contratar a una empresa fotográfica o a un fotógrafo profesional para que elabore una buena base de datos de fotografía de tus productos que utilizar de forma recurrente en la cuenta de Instagram de tu empresa.

Enlaces a tu web. Queremos convertir las visitas a nuestro perfil de Instagram en visitas potenciales a nuestra web. Incluye en cada actualización un enlace que tenga que ver con la misma. ¡¡Ojo!! Pon un enlace corto, ya que éste, como sabrás, no va destacado. Y el usuario tendrá que copiar y pegarlo en el navegador.

Una fotografía al día. O como mucho, una cada dos o tres días pero que no pase más tiempo entre una y otra. Como Facebook, es una red social que exige un trabajo continuo.

Haz caso a tus seguidores. No hay cosa que peor siente a los fans de Instagram que que no les devuelvas el follow. Sígueles, de vez en cuando ponles un “me gusta” en forma de corazón a sus fotos, te lo agradecerán.

Concursos exclusivos. Úsala de una manera especial, ¿cómo? Con concursos exclusivos para esta red social. Conseguirás darle mayor autonomía a la cuenta de Instagram de tu empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.