El marketing de influencers es una de las armas más poderosas con las que cuentan las empresas en estos tiempos para publicitar sus productos y servicios. Los influencers y los blogs que en ocasiones manejan, son poderosas herramientas que tienen un gran alcance y que, en general, suelen gozar de una buena reputación entre sus seguidores.

Escoger cuidadosamente un blog o un influencer para publicitar nuestra marca no es siempre una tarea fácil y es algo que hay que saber hacer con cabeza para maximizar todo lo posible nuestro dinero y el impacto positivo de las acciones que hagamos. Así, es necesario conocer perfectamente cuál es nuestro producto y cuál es nuestro público objetivo. Sólo si conocemos bien estas dos cosas podremos diseñar una buena estrategia de marketing de influencers y seleccionar con precisión los blogs o influencers más adecuados para nuestro producto o servicio.

La elección del influencer corporativo

Una vez que conocemos perfectamente nuestro producto y cuál es nuestro público objetivo, tenemos que analizar cuáles son los blogs y los influencers de referencia de este público en lo relativo a nuestro producto. Es decir, tal vez nuestro público objetivo sean jóvenes de entre 20 y 30 años; pero no es lo mismo que les estemos vendiendo una mochila o una tienda de campaña a esos jóvenes de 20 a 30 años que que les estemos vendiendo un videojuego. El público es una variable para elegir el blog o el influencer, pero también lo es el producto mismo.

Esto nos lleva a una suerte de triangulación entre nuestro producto y los diferentes blogs o influencers que hace que debamos escogerlos en función de nuestro público objetivo y de la relevancia de los influencers en dicho campo. Así, si buscamos colocar un coche, deberíamos de centrarnos en influencers del mundo del motor: presentadores de programas de automoción, críticos de automobilismo, periodistas deportivos especializados en coches… mientras que, si por el contrario, nuestra apuesta es la de intentar vender un videojuego, el perfil del influencer o del blog cambiaría debiendo de buscar a YouTubers que realizan vídeos de gameplays y a blogs especializados en las últimas tendencias en videojuegos.

Como siempre, también puede hacerse todo por medio del ensayo y error, y en ocasiones puede funcionar; ya que a veces hay ventas imprevistas con campañas que pensábamos que iban a tener unos resultados más discretos o situaciones contrarias. Sin embargo, en general, la mejor manera de escoger qué blogs o influencers utilizar para colocar nuestros productos o servicios es fruto de un análisis cuidadoso de las propiedades de nuestro producto, de la influencia de los diferentes blogs e influencers y, también, del coste-oportunidad.

Por último, podemos recordar que no siempre es fácil llegar a los influencers más destacados y que sus tarifas no serán tan baratas, por lo que podemos apostar por una estrategia más diversificada y hacer que nuestro producto o servicio esté presente en boca de influencers y blogs menores pero en gran escala, con lo que se acabará generando una especie de sentimiento de “moda” que podría acabar haciendo que otros influencers hablasen de nuestro producto porque “no pueden ignorarlo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú