Sin duda la red social Instagram es una de las plataformas que más cambios y evoluciones ha tenido en menor tiempo. Pasando de ser una galería de fotografías a poder compartir vídeos, fotos en carrusel y las tan exitosas historias. Las historias de Instagram son publicaciones que se muestran en el perfil del usuario así como en un orden cronológico en la página de bienvenida. Consiste en contenidos que ocupan la totalidad de la pantalla y que desaparecen al cabo de 24 horas.

 

Con esas características claves, las historias de Instagram se convirtieron en todo un éxito pues los usuarios apreciaron desde el primer momento esta opción de contenido perecedero, y por ende las publicaciones fijas pasaron a tener otro tipo de propósito, con contenidos mucho más detallados. El éxito de las historias de Instagram incluso animó a otras plataformas como Facebook o Whatsapp a incorporar también la opción de contenidos similares en estructura a las historias.

 

La clave de las historias de Instagram

 

La dinámica de las historias de Instagram permite a los usuarios poder compartir contenidos rápidos, la clave de estos contenidos es que le brinden a los seguidores una especie de bitácora donde el administrador de la cuenta vaya relatando momentos de su día a día, algo mucho más rápido y sincronizado, en rotación cronológica. Manejar el contenido como una especie de diario donde la próxima historia termina de contar la referencia de la anterior, ha enganchado a los usuarios.

 

Las historias de Instagram además permiten conversar de una manera mucho más medida con los seguidores, el rango máximo de vídeo es de 15 segundos, por lo que las palabras usadas deben ser precisas, este tipo de duración obliga al usuario a ser mucho más específico para desarrollar en una historia una idea. Aunque existe la opción de hacer más historias, el usuario por lo general aprende a medir el tiempo y sus conversaciones son mucho más directas.

 

Los atributos básicos para destacar en las historias de Instagram

 

Uno de los atributos básicos de las historias de Instagram es la opción de geolocalización. Esta opción permite ubicar el contenido categorizando no solo donde haya sido creado sino donde se aspira sea visto. La geolocalización de las historias permite que los usuarios que busquen una ubicación puedan apreciar tanto publicaciones como historias que tengan esta etiqueta. .Es necesario destacar que es mucho más efectiva la herramienta de geolocalización que escribir la ubicación en un hashtag que se incorpore en las historias, ya que este se cuenta como una palabra y no como un lugar.

 

Mencionar a las personas o marcas que puedan aparecer en las historias de Instagram también es un buen truco para que los contenidos se compartan entre ambas audiencias, siempre y cuando el usuario vuelva a compartir la historia donde ha sido mencionado. Lo ideal es poder usar otras herramientas como el ‘Swipe up’ ya que, para contenidos más densos, poder direccionar a un sitio web con mayor capacidad, dará al usuario la sensación de que su experiencia como seguidor es mucho más completa ya que cuenta con todos los detalles que estaba buscando.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú