El competitivo mundo digital requiere de diferentes recursos para poder sobresalir, llamar la atención del público meta y lograr un impacto positivo que se traduzca en la acción de compra. Ese es el deber ser, sin embargo, para poder lograr esto es de suma importancia evaluar los diferentes factores visuales que hacen que un usuario prefiera una marca más que otra. El diseño web muchas veces termina definiendo un discurso sobre la marca, es por ello que cada detalle cuenta, pues a través de él, se puede posicionar o no una marca en la mente del consumidor final.

Para que un diseño web se pueda considerar como efectivo, es de suma importancia poder evaluar la razón de ser de la imagen, los colores, formas, textos, simbologías, todo forma parte de un universo de marca denominado branding, donde la parte visual debe seguir una narrativa uniforme y que esté presente en todas las presentaciones de la marca. Para escoger el diseño web adecuado para una marca es necesario determinar ciertos factores de identidad que sean verdaderamente funcionales.

 

El diseño web como identidad de la marca

 

Un buen diseño web se puede definir como una continuación de la marca, que sea fiel a las diferentes presentaciones del producto o servicio, que una misma línea defina todos los espacios de las plataformas digitales. Cuando esta regla se respeta, el consumidor o público meta, termina con una sensación de seguridad, de que la marca que está usando o consumiendo es confiable, profesional y duradera. Incluso en las plataformas web, es importante que un diseño genere ese tipo de sensaciones.

La versatilidad del diseño web permite además poder crear narrativas que salten más allá de la identidad de la marca, debido a recursos multimedia, la experiencia de marca se puede extender a todos los sentidos. Por ejemplo, el diseño web de una marca comestible puede jugar con recursos que estén orientados a otros sentidos como el tacto o el oído, lo valioso del diseño web es que puede generar más sensaciones para la audiencia digital.

 

Un diseño web amigable

 

Uno de los factores clave a la hora de escoger o delimitar un diseño web, es que este debe ser amigable para todas las audiencias. Sería un error diseñar algo en las plataformas digitales que solo esté orientado al público cautivo, dejando por fuera al público potencial, ese que no conoce la marca, pero que si se topa con las herramientas digitales correctas, puede terminar sumándose a ese público fiel a la marca.

Es importante que todo diseño web este orientado a informar y ordenar esa información, de una manera práctica, fácil de asimilar y con los recursos al alcance de la mano a la hora de cualquier duda. Esta será la única manera de garantizar una venta, pues si el portal web es complicado de manera y no ofrece mayor detalle de los productos o servicios, el usuario terminará abandonando el portal web y empezará a buscar en otra parte, es por eso que contar con un diseño web amigable es tan importante.

Otro recurso que no se puede sacrificar en el diseño web, es la capacidad de adaptarlo a cualquier equipo, desde móvil hasta ordenadores de escritorio, todas las versiones del diseño web deben ser claras, fáciles de manipular, que permitan que el que no conozca nada de la marca, puede tener acceso a los datos básicos de una manera amena. Es importante no saturar el diseño con elementos. Primero porque podrían convertir la plataforma en algo muy pesado de descargar y segundo tendrían un efecto negativo en la vista. Entre menos elemento y más clara la información, mejor el diseño web.  

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú